Up and coming, Artistas emergentes en Suburbia es un programa estival de proyectos efímeros que da la oportunidad a cuatro artistas emergentes de mostrar sus creaciones en un marco profesional. Cuatro expertos en arte: Regina Pérez Castillo (crítico de arte y comisaria independiente), Francesco Ozzola (director de Suburbia), Marisa Mancilla (vicedecana de extensión cultural y transferencia de la UGR)Francisco Baena (director del Centro Guerrero) invitan a trabajar a cuatro artistas jóvenes: Fran Pérez Rus, Bárbara Arcos, Ana Recalde y Carlos Aguilera durante los meses de junio y julio en la galería. Cuatro actos inaugurales darán el pistoletazo de salida a los cuatro proyectos semanales.

UP AND COMING > Maria Turró Vilanó

Vernissage Up and coming, Artistas emergentes en Suburbia. Regina Pérez Castillo


Fran Pérez Rus (Lupión – Jaén, 1986)
a través del dibujo y el video mapping, Fran Pérez Rus plantea las paradojas que  orecen en el proceso de la evolución humana en el medio natural. Conceptos como obsolescencia, transformación, adaptación y explotación de recursos son algunas de las ideas clave que protagonizan su proyecto. Las propias técnicas que utiliza: el dibujo (lo más ancestral), y el video mapping (lo más actual) son un eco, una redundancia del mensaje que el artista nos propone.


Barbara Arcos (Jaén, 1995)
explora los limites del espacio, con sus instalaciones proponiendo situaciones extremas donde los elementos [manufacturados y objetos] crean estructuras que ponen a prueba las nociones de equilibrio, estabilidad y permanencia, y que aparentemente no ceden a la posición a la que se exponen.

Ana Recalde (Granada, 1989)
el proyecto de Ana Recalde parte de una realidad patrimonial como son las “macabrillas” (lápidas árabes) encontradas recientemente en el Convento de la Encarnación, situado en la Plaza de la Encarnación junto al espacio Suburbia, y que se reutilizaron para la construcción de edi cios públicos. La transformación de la plaza, la reutilización de los materiales, etc. nos habla de una especie de vibración generatriz capaz de hacer avanzar la vida a partir de la destrucción.

Carlos Aguilera (Los Montesinos – Alicante, 1992)
la inteligencia que demuestra en el momento del disparo, su buen criterio para seleccionar las tomas, el sentido del ritmo en su edición y capacidad para articularlas en conjuntos de gran riqueza formal y conceptual ni garantizan ni prueban que no le haya costado adquirir tales competencias. Pero si ha sido así, hay que dar por bien empleada la experiencia, saludarla como un rito de paso felizmente resuelto, parte de un proceso formativo que le habría servido para madurar aún más, hasta alcanzar una densidad extrema que admira por investir imágenes que parecen lo contrario: descuidadas, azarosas, banales.

Finissage UP AND COMING + INSITV